Trabajos de restauración de tejados

Aunque como dice el dicho no podemos empezar la construcción de una casa por el tejado, lo cierto es que a la hora de rehabilitar un edificio, lo mas aconsejable es hacerlo de arriba hacia abajo, empezando por el tejado o cubierta. Uno de los elementos de la edificación que más expuesto se encuentra a las inclemencias del tiempo y los agentes externos. Cuando surge un proyecto de restauración de tejados pueden ser necesarios diversos trabajos en función de las características y estado de conservación que presente la superficie a restaurar.

restauración tejados

En cuanto al tipo de cubiertas podemos diferenciar dos tipos fundamentales, en función de la posición de esa cubierta respecto al suelo: plana e inclinada. En el caso de zonas donde llueve frecuentemente se suelen emplear más las cubiertas inclinadas, de este modo la gravedad contribuye a desalojar el agua, evitando los problemas de estanqueidad. En las zonas donde las lluvias son menos frecuentes, es más habitual el uso de cubiertas planas, que pueden constituir terrazas o patios, aprovechando así mejor el espacio.

Desde nuestra experiencia queremos presentarte algunos de los trabajos más habituales en los proyectos de restauración de tejados:

  • Labores de reforma: Rehabilitación o renovación de tejados, reparando posibles desperfectos o sustituyendo el revestimiento de esta parte de la edificación. En Olabarria ofrecemos asesoramiento sobre los materiales y técnicas más adecuadas para cada caso.
  • Labores de mantenimiento: Es adecuado llevar a cabo trabajos de conservación y mantenimiento de los tejados y cubiertas, con el objetivo de que se mantengan en buen estado durante más tiempo. Estas tareas son la mejor prevención contra los desperfectos de estas superficies.
  • Sistemas de aislamiento térmico: La instalación de algún sistema de aislamiento térmico es esencial para mejorar la eficiencia energética del edificio, evitando las pérdidas caloríficas y contribuyendo a un ahorro considerable y un consumo responsable, también contribuye a  mejorar la calidad de vida de quienes habitan el inmueble.
  • Sistemas de impermeabilización: Para evitar problemas de humedad como consecuencia de filtraciones por agua de lluvia, es necesario impermeabilizar estas superficies con materiales adecuados y mano de obra cualificada. De este modo, eliminamos riesgos de humedad por filtraciones de agua. Estos trabajos deben realizarse por personal cualificado, para conseguir unos óptimos resultados. Prestando especial atención a zonas especialmente conflictivas, por donde es más frecuente que se produzcan filtraciones de agua como las juntas de dilatación, remates en las uniones de paramentos verticales con horizontales, remates de encuentros, desagües, etc.

Comments are closed.