¿Es lo mismo reformar que rehabilitar?

Reformar y rehabilitar son dos verbos que muchas personas tienden a usar indistintamente. Sin embargo, estos conceptos hacen referencia a dos tipos de proyectos totalmente distintos, tanto por el objetivo que persiguen como por el tipo de obras que se cometen en ellos. Como expertos en el sector de reformas en Bilbao, hoy vamos a contarte cuándo estamos ante una reforma y cuándo ante la rehabilitación de una vivienda.

La reforma

Cuando una persona dice que quiere “reformar su cocina” o “cambiar su cuarto de baño”, suele necesitar emprender una serie de acciones que están orientadas a modificar, ampliar o mejorar ciertos aspectos estéticos y/o estructurales de la misma pero que en ningún caso se encuentran en mal estado.

Por ejemplo, cuando una persona realiza una obra en su vivienda porque quiere redistribuir el espacio que poseen las diferentes estancias, estamos ante una reforma ya que el cambio o desplazamiento de tabiques se ha hecho para modificar la distribución de la casa, no porque estuvieran en mal estado. Algo parecido ocurre cuando se sustituyen los suelos o las ventanas, que aunque pueden ser más o menos viejos, con su cambio se persigue mejorar la estética y confort general del inmueble.

La rehabilitación 

Sin embargo, en un proceso de rehabilitación se cambian o modifican elementos estructurales por encontrarse en mal estado o estar obsoletos, siendo necesaria su sustitución para garantizar la perfecta conservación de la vivienda, su estabilidad y resistencia mecánica así como el aislamiento o impermeabilización de la misma. La rehabilitación no solo abarca obras en el interior de una vivienda sino también en su cubierta o fachada.

Volvamos a poner un ejemplo, cuando una vivienda sufre filtraciones provenientes de su tejado porque este se encuentra deteriorado o es muy viejo, es necesario acometer una obra que repare su estado para pasar posteriormente a aplicarle un tratamiento impermeabilizante. En este caso, estaríamos hablando de una rehabilitación, ya que se han modificado o sustituido elementos para mejorar un aspecto de la vivienda que estaba en mal estado y que ponía en peligro su estructura, confortabilidad y conservación.

En Olabarría realizamos tanto la reforma como la rehabilitación de viviendas. En el segundo caso, estamos especializados en mejorar el aislamiento de las fachadas, la impermeabilización de tejados y la mejora estructural de zonas comunes, patios, escaleras, portales… Pídenos presupuesto sin compromiso si necesitas realizar alguno de estos proyectos.

Comments are closed.