¿Qué es la ITE?

Los edificios con una antigüedad superior a 50 años deben pasar, de forma obligatoria y periódica, un control técnico conocido como Informe de Evaluación de Edificios (IEE). Una nueva normativa que entró en vigor a principios de año y que engloba a la Inspección Técnica de Edificaciones (ITE), un estudio sobre el grado de accesibilidad del inmueble y una certificación de la eficiencia energética de la edificación. El objetivo de estas revisiones técnicas es acreditar el buen estado de conservación de las construcciones. Esta medida supone que los habitantes de los inmuebles se vean obligados a arreglar los desperfectos de su edificio, siendo necesario en ocasiones restaurar algunos elementos del mismo. Dependiendo de este estudio se recomendará u obligará a realizar actuaciones de rehabilitación de fachadas, arreglo de tejados, restauración de la estructura, acondicionamiento de la caja de escalera, etc.

Inspección técnica de edificios

La ITE puede entenderse como un tipo de mantenimiento legal preventivo, cuando su resolución es desfavorable se les concede a los propietarios de la edificación un plazo para subsanarlo. No sólo se trata de arreglar los desperfectos del inmueble, sino también de prevenir daños futuros. Con el paso del tiempo los edificios se deterioran, por ello es necesario realizar estas inspecciones técnicas que garantizan la seguridad de la edificación, así como unas condiciones óptimas de salubridad para los habitantes del inmueble. Algunos materiales que se empleaban hace décadas en la construcción de inmuebles han resultado ser tóxicos y nocivos para la salud, como es el caso del amianto. Por lo que todos los elementos fabricados con amianto que se encuentren en las edificaciones deberán ser retirados.

En Olabarria queremos resaltar los diferentes elementos constructivos que son revisados durante estas inspecciones de edificios.

  • Estado de la cimentación y estructura de la construcción.
  • Estado de las fachadas, este factor cobra especial relevancia ya que puede suponer un riesgo ante la posibilidad de que se desprendan cascotes a la vía pública.
  • Estado de paramentos horizontales como: cubiertas, tejados y terrazas.
  • Estado de las instalaciones: fontanería, electricidad o gas

Desde nuestra empresa ponemos a disposición de los propietarios un técnico cualificado para realizar este estudio sobre el estado de su edificio. Cuando la resolución del informe sea favorable, los propietarios deberán presentarlo en el Registro Municipal, mediante el impreso modelo de inscripción. En caso de tener que realizar rehabilitaciones o reformas nos encargamos de la redacción del proyecto, así como de llevar a cabo cualquier acción necesaria para la rehabilitación de fachadas, tejados, cubiertas o cualquier otro elemento que pueda suponer un problema para pasar la ITE.

Comments are closed.