Promover el ahorro energético a través del aislamiento térmico

Como grandes especialistas en todo tipo de trabajos de aislamiento térmico Bilbao, podemos afirmar con rotundidad que actualmente son muchos los inmuebles y edificios que no son eficientes desde el punto de vista energético, provocando un lógico sobreconsumo y el consiguiente aumento de la factura eléctrica. ¿Cómo se puede solucionar este asunto?

Son varios los trabajos o tareas que se pueden poner en marcha para mejorar la eficiencia de un edificio y, por consiguiente, reducir el ahorro energético del mismo. Una de las más eficaces y populares es potenciar el aislamiento térmico.

Piénsalo bien. Si se quiere reducir el consumo de energía, lo más lógico es no utilizar tanta. Necesitar menos potencia para funcionar con el mismo rendimiento. ¿Y cómo se consigue esto?

En nuestra trayectoria especializándonos en aislamiento térmico Bilbao hemos podido comprobar que las mejoras en la envolvente térmica de un inmueble son la mejor solución a la hora de reducir su demanda de energía. De este modo se reducen las pérdidas o ganancias de las viviendas, reduciendo el flujo de calor desde el exterior al interior durante el verano o evitando las pérdidas en las épocas frías.

Simplificando: Si durante el invierno no se escapa calor de un edificio, se necesitará menos calefacción. En cambio, si durante el verano el calor no penetra en el inmueble, la demanda de refrigeración será más baja.

Dentro de todo lo que supone la mejoría en la envolvente de una edificación, el aislamiento es seguramente el punto más importante de todos, ya que permite actuar en diferentes puntos, como por ejemplo el aislamiento térmico en tejados, fachadas, cubiertas o falsos techos, principalmente.

Junto a estas tareas, se pueden unir otras que potenciarán los resultados y permitirán a la larga un ahorro energético considerable. Hay que destacar la sustitución de las carpinterías con rotura de puente térmico o la instalación de vidrios de doble acristalamiento con cámara de aire.

En último lugar, no hay que olvidar pequeñas mejoras en diferentes instalaciones que pueden mejorar sensiblemente el rendimiento energético de un inmueble. En este apartado habría que mencionar principalmente la sustitución de equipos de calefacción, de aire acondicionado y de iluminación por otros de mayor rendimiento o llevar a cabo una apuesta clara por las energías renovables.

Si tienes alguna duda o si deseas más información sobre este tema, en Olabarria estaremos encantados de atenderte de la forma más profesional, poniendo a tu alcance el servicio más eficaz y personalizado.

Comments are closed.