¿Qué permisos son necesarios para rehabilitar la fachada?

 La impermeabilización de fachadas es una cuestión fundamental para mantener alejada la humedad de los paramentos verticales de la construcción. Estos sistemas impiden que el agua de lluvia se filtre y acabe causando daños a nivel estructural. El paso del tiempo también deja su impronta sobre estas superficies, además de la incidencia de otros agentes externos como las condiciones climatológicas adversas. Llega un momento en que la rehabilitación de estos muros es una acción necesaria y este siempre es buen momento para revisar o instalar nuevos sistemas de impermeabilización o aislamiento térmico.

Sin embargo, antes de acometer estas obras será necesario obtener los permisos necesarios. La mayoría de las licencias deberán solicitarse en el Ayuntamiento de la localidad en la que se encuentra el edificio. Además, para la obtención de dichas licencias habrá que cumplir con diversos requisitos a considerar.

Una de las cuestiones más importantes, será determinar si se trata de una obra mayor o menor. En el primer caso, hablamos de un trabajo más exhaustivo que requieren de la presencia de un arquitecto o un ingeniero para supervisar los trabajos. Una obra menor será una pequeña reforma, que no requiere de estas figuras. En el caso de la rehabilitación de fachadas hablamos de un trabajo de envergadura, por lo que la licencia deberá ser de obra mayor.

Para conseguir nuestra licencia deberemos presentar en el Ayuntamiento un proyecto de ejecución, que deberá ser validad por el personal competente. El mismo deberá ser desarrollado y firmado por un arquitecto, ya que estos trabajos suelen contemplar cuestiones como cambios en los elementos estructurales, pilares, vigas, etc.

Junto con el proyecto será necesario presentar un estudio de seguridad y viabilidad, donde deberá reflejarse las medidas de seguridad que se van a llevar a cabo para no poner en riesgo las vidas de las personas que habitan en el inmueble ni en los edificios contiguos. Además, se deberá incluir un plan de Prevención de Riesgos Laborales, que deberán cumplir los trabajadores que vayan a ejecutar las obras.

Finalmente, será necesario cumplimentar una solicitud de obra para que la Administración autorice la misma. La empresa que vaya a ejecutar los trabajadores deberá indexar un presupuesto de obra firmado y, por último, habrá que incluir una memoria explicativa sobre cómo se van a llevar a cabo los trabajos.

En Olabarria contamos con una gran experiencia en la rehabilitación de fachadas, gestionando los permisos necesarios para acometer este tipo de trabajos que, por otra parte, resultan necesarios para mejorar el bienestar de las personas que habitan los edificios a reformar.

Comments are closed.