Impermeabilizaciones en tejados, cubiertas…

Las filtraciones de agua en los edificios se producen, la mayoría de las veces por los tejados y cubiertas de los mismos. Por causa de las deficiencias existentes en los sistemas de impermeabilización. Las filtraciones de agua a través de dichos elementos, provocan humedades en los interiores de las viviendas y dependencias de los edificios, deteriorando los mismos, llegando incluso a dañar los elementos estructurales. Para acabar con estos problemas existen diferentes tipos de impermeabilizantes.

Las láminas asfálticas son muy efectivas en estos casos. Es un producto fabricado con materiales bituminosos derivados del petróleo, empleados para la impermeabilización de tejados y terrazas. Al aplicar una fuente de calor se consigue la adherencia de las láminas al soporte evitando el paso del agua.

impermeabilizacion de terrazas transitables

Estas láminas asfálticas presentan diferentes terminaciones, en función del uso para el que se utilicen, pueden terminar en arena, polietileno, aluminio o gránulo mineral de diferentes colores. Como curiosidad estas láminas se utilizan casi siempre en los puntos más conflictivos de los tejados. Para su correcta aplicación es necesario contar con personal cualificado y especializado como es el caso de Olabarria, S.L. . También pueden presentar diferentes armaduras, fibra de vidrio, poliéster, polietileno etc.

Las láminas transpirables son también muy efectivas para impedir las filtraciones de agua a los edificios. Estas láminas se utilizan como complemento a los tejados de teja tradicional o a los de pizarra-teja, ofreciendo una protección eficaz en caso de lluvia y nieve.

impermeabilizacion de terrazas transitables

Otro material que por sus características es de gran efectividad es el Onduline bajo teja. Las placas que fabrica Onduline están compuestas por una armadura base compuesta de fibras vegetales y minerales y resinas termoestables. A estos materiales se les aplica un baño de asfalto a altas temperaturas, consiguiendo un producto inalterable con el paso del tiempo. Con este producto, se consigue una perfecta impermeabilización, evitando las filtraciones de agua aún en el caso de que se rompiera alguna teja o se desplazara como consecuencia de las inclemencias del tiempo. Olabarria fue una de las primeras empresas homologadas en Bizkaia por la casa Onduline para la instalación de sus productos (desde 1998), si no la primera.

Su forma ondulada permite que el aire circule entre el soporte a la vez que entre las placas y las tejas, evitando la formación de humedades por condensación. Otra ventaja es que se adapta a las características de cada tejado, un aspecto fundamental en las obras de rehabilitación.

Nuestra empresa, en el capítulo de impermeabilizaciones, acumula una trayectoria de más de 40 años (desde 1971). El equipo profesional de Olabarria S.L. está capacitado para resolver cualquier problema de filtraciones que se plantee a nuestros clientes, aplicando en cada caso la mejor solución.

Comments are closed.