Cómo eliminar las filtraciones y el moho de tu terraza

La impermeabilización de terrazas transitables es una cuestión fundamental para evitar los problemas de humedad, tal y como ocurre con el resto de suelos de exterior expuestos a la climatología adversa. Con estos sistemas podemos evitar que el agua de lluvia termine por filtrase al interior produciendo daños de diversa consideración. Aunque pueda parecer una inversión, está más que probado que optando por esta medida vas a ahorrar tiempo y dinero en el futuro, ganando en tranquilidad y manteniendo la humedad alejada de tu terraza.

Hablamos de un proceso que debe ejecutarse sobre el pavimento de la terraza para evitar que la humedad se cuele en el interior de la vivienda o en la estructura, afectando a diferentes niveles. Podemos impermeabilizar los suelos, pero también, los techos. Las consecuencias de la humedad son muchas y variadas, puede generar la aparición de moho y diferentes microorganismos que afectarán a la salud de los propietarios de la vivienda, sobre todo en el caso de los niños y los ancianos.

El proceso de impermeabilización es muy recomendable para los espacios como terrazas, talleres, naves industriales o locales comerciales. Resulta fundamental en las zonas más húmedas, donde las lluvias son frecuentes. Hablamos de una técnica muy sencilla, pero siempre es mejor que la ejecute un profesional para garantizar su durabilidad y efectividad.

Preparar la superficie

Antes de nada, es necesario limpiar bien toda la superficie a impermeabilizar para eliminar la suciedad y los residuos que se hayan podido generar sobre ella.

Imprimación

Es el paso previo a la aplicación del producto que es una especie de pintura. Este paso va a facilitar, enormemente, que la pintura se adhiera a la superficie.

Aplicación de la pintura impermeabilizante

Por último, deberán aplicarse dos capas de pintura impermeabilizante, con un período mínimo de seis horas entre ambas para que la primera capa se seque antes de aplicar la segunda.

Desde Olabarría te contamos que existen varios tipos de pintura impermeabilizante: acrílica, poliuretano y transparente. La elección de una u otra va a depender del uso que hagamos de la superficie sobre la que vamos a trabajar. Esta sencilla acción nos permitirá acabar con las filtraciones, goteras o la presencia de moho.

Comments are closed.