¿Qué edificios son susceptibles de mejorar su sistema de aislamiento térmico?

Evidentemente, todos los edificios pueden aislarse térmicamente para mejorar sus sistemas de aislamiento, en caso de ser nulos o ineficientes. De todos modos, será necesario estudiar cada caso concreto para evaluar qué técnica es más adecuada en cada situación o cuál será el coste de la rehabilitación. Las técnicas de aislamiento térmico más demandadas son el aislamiento SATE, Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior, o la fachada ventilada. Estas técnicas responden a sistemas de aislamiento térmico de paramentos verticales, pero también pueden realizarse otras acciones de aislamiento térmico en cubiertas suelos o terrazas.

aislamiento SATE

Como ya hemos visto en anteriores entradas, los beneficios de instalar un sistema de aislamiento térmico son muchos y variados. Por ello, cualquier edificio debería asumir una rehabilitación energética cuando presente alguna deficiencia en sus sistemas de aislamiento o se desee reducir los costes relacionados con el consumo energético.

Desde Olabarria queremos señalar que para conseguir todos estos objetivos, así como mejorar el confort interior en el inmueble, la rehabilitación energética será aplicable a:

  1. Viviendas unifamiliares
  2. Viviendas unifamiliares adosadas
  3. Viviendas en bloque
  4. Edificios relacionados con actividades empresariales (oficinas, naves, instalaciones comerciales, etc.)
  5. Edificios relacionados con el sector terciario: escuelas, hospitales, bibliotecas, etc.

En cualquier caso, los edificios que hayan sido construidos previamente al año 1980 posiblemente no dispondrán de un sistema de aislamiento térmico o, en caso de contar con el mismo, será ineficiente. Estos edificios constituyen un objetivo prioritario en lo que se refiere a la rehabilitación térmica. En cuanto al procedimiento para aislar térmicamente los diferentes paramentos del edificio podemos definirlo como una medida para que los componentes que están en contacto con el exterior, como fachadas o cubiertas, presenten una mayor resistencia al paso de calor o frío. Para logarlo habrá que instalar materiales aislantes.

El sistema de aislamiento térmico por el exterior es uno de los más populares, ya que no origina grandes molestias a los habitantes del edificio, se instalan andamios para que los técnicos puedan desarrollar sus trabajos en la cara externa del edificio. Además, de esta técnica existen otras muchas, la elección de la más adecuada dependerá de los problemas particulares que presente cada uno de los edificios.

 

Comments are closed.