Cómo afrontar una ITE desfavorable

La ITE o Inspección Técnica de Edificios es el examen de obligado cumplimiento al que están sujetos todos los edificios con más de 50 años de antigüedad en el que se valora si cumple con los requisitos de seguridad establecidos en la ley 2/2006 de suelo y urbanismo. Debe realizarse cada 10 años por técnicos cualificados. De no realizarse en los plazos establecidos puede conllevar multas, así como tener otras consecuencias para los propietarios que impiden la venta del inmueble o la denegación de hipotecas.

Los elementos que se valoran en la ITE son la cimentación y estructura, las fachadas y medianeras, las instalaciones, cubiertas y otros elementos que afecten a la seguridad, salubridad, accesibilidad, eficiencia y estética exterior del edificio dentro del marco urbano.

El resultado de este examen puede ser favorable, si todo está en buenas condiciones, por lo que la propiedad del inmueble no tendría que realizar ninguna obra. Este informe resultante se tiene que presentar en el Ayuntamiento correspondiente dentro del plazo requerido, donde se archivará. En caso de detectar alguna anomalía o deficiencia, el resultado será desfavorable, esto quedará reflejado en el informe del técnico de forma detallada, es decir, incluyendo qué elemento o elementos se ven afectados, su ubicación, posibles causas, medidas de seguridad adoptadas para garantizar la seguridad, trabajos recomendados para subsanarlo y el grado de gravedad; este documento se tiene que presentar también en el Ayuntamiento para solicitar la licencia que exige acometer las obras necesarias, que una vez realizadas deben ser valoradas por el técnico para completar el informe anterior, volviendo al punto de inicio, ya que el profesional responsable puede determinar como suficientes los trabajos llevados a cabo o no, es decir, puede ser favorable o desfavorable.

La importancia de respetar los plazos 

Hay que tener en cuenta que según la gravedad del dictamen de la ITE existen unos plazos para subsanar los elementos considerados como deficientes, por eso la propiedad debe actuar con diligencia para evitar posibles sanciones por retrasos. Como empresa especializada en ITEs, en Olabarria ponemos a disposición de nuestros clientes un técnico cualificado para realizar el estudio que determinará el estado de los diferentes elementos del inmueble para garantizar su seguridad, además de encargarnos de los proyectos y direcciones de obra necesarios para subsanar los defectos, en caso de que el resultado sea desfavorable.

Comments are closed.