Factores determinantes para conseguir la eficiencia energética

Si sigues con asiduidad nuestro blog, sabrás que la impermeabilización de fachadas es algo fundamental de cara al ahorro energético. También sabrás que el certificado energético es un documento obligatorio para la venta o alquiler de viviendas. Lógicamente, para obtener una buena nota son muchos los factores a los que atender. Por ejemplo, contar con un buen aislamiento, con equipos de aire acondicionado que consuman poca energía o apostar por el uso de la geotermia y la iluminación led.

Para obtener la máxima calificación energética, es decir, la A, en Olabarría te recordamos que se han de dar una serie de circunstancias inapelables:

-       El aislamiento térmico tiene que mantener fuera tanto el calor como el frío en función de la época del año.

-       Las ventanas han de ser herméticas para no transmitir ni el frío ni el calor y dejar pasar la luz natural. Estas pueden ser de doble cristal y con una carpintería más estanca. Por supuesto, hay que hacer un buen sellado de las juntas y de los huecos de los cerramientos.

-       Los equipos de climatización han de permitir alcanzar el llamado confort térmico con un consumo energético bajo.

-       Apostar por calderas eficientes y de bajas emisiones como las de biomasa.

-       Colocar iluminación led, bombillas que consumen mucho menos que las convencionales.

-       Utilizar la geotermia o la aerotermia. Por ejemplo, el suelo radiante.

-       Distribuir correctamente los espacios de la vivienda para aprovechar la luz natural.

-       Usar materiales eficientes. Por ejemplo, los que generan una doble cámara entre la fachada real de ladrillo y la fachada vista.

Atendiendo a todo lo anterior es factible llegar a consumir entre un 40-50% menos de energía. Aunque los materiales que se usan en impermeabilización de fachadas puedan ser algo más costosos, la inversión se amortiza a medio plazo gracias a este notable ahorro energético. Siempre se pueden aprovechar las obras de rehabilitación de edificios o cualquier reforma para proceder al aislamiento térmico del inmueble. Aunque a día de hoy la tendencia es construir edificios cada vez más eficientes en los ya contruídos, como acabamos de ver, hay muchas cosas que hacer de cara a mejorar la eficiencia energética.

Las rehabilitaciones exteriores como solución a las humedades

Uno de los problemas más temidos y a la vez más habituales en relación con la preservación de un inmueble es el de las humedades. Los quebraderos de cabeza que produce este fenómeno, dados sus riesgos para la salud y los daños que produce en las viviendas, hacen que sea muy recomendable buscar formas de solucionarlo con eficacia e incluso de prevenir a tiempo su aparición. Aunque son varias las causas que pueden originar las humedades en un inmueble, los trabajos de rehabilitación exterior como la impermeabilización de fachadas, el aislamiento térmico o la reparación de cubiertas son clave para evitarlas.

Cuando hablamos de humedades, debemos distinguir los tres orígenes principales que las producen: las filtraciones, la capilaridad y la condensación. En todos los casos, mantener cuidada la parte externa del edificio es una parte fundamental de las precauciones a tomar para evitar la aparición de las humedades.

Son diversos los tratamientos que se pueden aplicar para protegerse frente a los efectos del desgaste producido por las inclemencias climáticas, tanto en fachadas –mediante morteros y pinturas impermeables e hidrofugantes– como en cubiertas y tejados, donde existen distintas láminas que ofrecen una buena durabilidad. Se trata de evitar que el agua penetre por huecos producidos a lo largo del tiempo o que sea absorbida paulatinamente a través de materiales porosos. No menos importante es la aplicación de métodos antihongos que actúen decisivamente sobre los problemáticos microorganismos.

Cabe tener en cuenta que estos problemas se extienden a otros puntos problemáticos dentro de una edificación, como los sótanos o los fosos de ascensor, para los cuales existen tratamientos específicos.

Las humedades también pueden venir provocadas por la condensación en el interior de las viviendas, un problema habitualmente relacionado con un deficiente aislamiento que causa puentes térmicos, con grandes diferencias de temperatura entre el interior y el exterior. Introducir un método de aislamiento térmico como la fachada ventilada o los paneles SATE permitirá controlar en buena medida este fenómeno a la vez que reducir las facturas de climatización.

Nuestro equipo está a tu disposición para estudiar el estado de tu edificio y determinar los métodos de impermeabilización de fachadas y aislamiento térmico que puedan resultar más aconsejables para tu caso específico. Olabarria te aporta en esta área el valor de décadas de actividad especializada.

Razones por las que evitar a las empresas de reformas piratas

Cuando se cuenta con una experiencia de más de 40 años en las reformas en Bilbao, es fácil conocer de sobra el océano que separa a las condiciones que ofrecemos los profesionales del sector con las ‘empresas’ que operan sin seguir los cauces establecidos. Sin embargo, no se puede obviar el hecho de que si estos piratas siguen en activo es porque existen clientes que, en busca del presupuesto más ajustado posible, pueden caer en sus redes. Por ello, vamos a repasar algunos de los problemas más claros que presenta para el propio usuario la contratación de servicios a empresas fraudulentas.  

¿Es lo mismo reformar que rehabilitar?

Reformar y rehabilitar son dos verbos que muchas personas tienden a usar indistintamente. Sin embargo, estos conceptos hacen referencia a dos tipos de proyectos totalmente distintos, tanto por el objetivo que persiguen como por el tipo de obras que se cometen en ellos. Como expertos en el sector de reformas en Bilbao, hoy vamos a contarte cuándo estamos ante una reforma y cuándo ante la rehabilitación de una vivienda.  

¿Cuáles son los pavimentos más adecuados para una cubierta transitable?

Cuando estamos ante una azotea que permite el tránsito de personas, es fundamental realizar una buena elección de los suelos con los que se va a revestir su cara más externa. Como expertos en impermeabilización de terrazas transitables, hoy nos gustaría contarte cuáles son los pavimentos más adecuado para ello, teniendo en cuenta que deben ser resistentes, duraderos y evitar las filtraciones de agua.