El aislamiento térmico reduce el consumo energético en un 50%

La fachada de cualquier edificio es un elemento clave, ya no sólo desde el punto de vista arquitectónico, sino también en cuanto al consumo energético se refiere. Esto es así, dado que la mayor pérdida de energía de un edificio tiene lugar en la envolvente del mismo. La aplicación de alguna técnica de aislamiento térmico en fachadas puede suponer alcanzar un ahorro energético de hasta el 50% para los habitantes del inmueble.

 

fachada

Calle Landabeko 4, Barakaldo (antes de la obra)

 

fachada

Calle Landabeko 4, Barakaldo (Obra finalizada con sistema SATE)

 

El desaprovechamiento de la energía supone elevados costes anuales para los residentes del edificio, por lo que es fundamental instalar algún sistema de aislamiento que impida tanto las pérdidas de calor, como de aire refrigerado. El objetivo del aislamiento térmico es mantener la temperatura del interior del edificio, evitando la penetración de frío o calor del exterior en un 80%. Es decir, mediante esta técnica se conservan las estancias calientes en invierno, impidiendo que salga el calor, y frescas en verano, al imposibilitar que el calor del exterior penetre en las viviendas. En definitiva, se trata de un sistema que hace que nuestro edificio sea más eficiente energéticamente, reduciendo notablemente los gastos relativos a la climatización de las viviendas o espacios que alberga la edificación.

Conseguir ahorrar en las facturas relativas al consumo energético es de gran ayuda en tiempos de crisis, ya que es uno de los principales gastos de la economía doméstica. Por ello, cada vez más usuarios se interesan por conseguir mayor eficiencia energética en sus viviendas. La inversión necesaria para instalar algún sistema de aislamiento térmico se amortizará en poco tiempo, con el elevado ahorro que se obtendrá en los gastos relativos a la calefacción y refrigeración del aire.

El ahorro energético puede alcanzar un 50%, pero además, estaremos realizando un consumo responsable y contribuyendo al cuidado del medio ambiente. El aislamiento térmico de edificios puede darse tanto en fachadas como en tejados y cubiertas. Otra ventaja de esta técnica es que evita problemas de condensación en el inmueble.

En Olabarria somos especialistas en aislamiento térmico de fachadas, realizamos nuestros trabajos mediante dos sistemas diferenciados: fachada ventilada, o aplicando el Sistema de Aislamiento Térmico Exterior (SATE). Nos adaptamos a las necesidades de la reforma necesaria para cada edificio, garantizando los mejores resultados. Consúltanos sin compromiso.

Comments are closed.